como estructurar tu canción portada

Estructura y dinámica: ¡Dale ese plus a tus canciones!

Te has preguntado por a veces saltas a la siguiente canción cuando apenas les quedan quince segundos, la respuesta la puedes encontrar en la estructura y la dinámica de la canción.

Estos son dos aspectos muy ignorados a menudos, pero si me preguntas a mi son clave para hacer que una canción se convierta en un hit.

Antes de empezar quisiera saber si te hiciste alguna de estas preguntas:

  • ¿Alguna vez sentiste que una canción era excelente con solo oír los primeros quince segundos?
  • Puedes decirme claramente si una canción te gusta, pero ¿Puedes decirme el porqué?
  • ¿Por qué las canciones cada vez duran menos?
  • ¿Haz sentido «la piel de gallina» al escuchar una canción?

Al terminar de leer deberías entender lo siguiente, en caso contrario favor de repetir:

  • El como estructurar una canción.
  • Como captar la atención del oyente a lo largo de la canción.
  • Conocer la importancia del contraste.
  • Entender que es la dinámica en la música y como usarlas a tu favor.

Hay varias opiniones de cual es la estructura ideal para una canción dependiendo del artista o el genero, lo que da fe de lo importante que es este aspecto.

La música electrónica es la más clara con sus estructuras, si te pones a escuchar te darás cuenta que varios artistas repiten exactamente la misma en todas sus canciones.

Pero no pasa solo en la música electrónica. Puedes encontrar formulas similares desde estilos como el Trap al rock indie.

La clásica estructura de las canciones Pop

Esta es la estructura más clásica que puedes escuchar y por lo general las otras tienden a ser variaciones de esta.

Un ejemplo de una variación sería que en el rap donde los versos duran dieciséis compases y los estribillos ocho.

¿Cuánto debe durar una canción?

Un camino muy buen para estructura la canción es la duración de esta.

Después de escuchar las canciones que más han sonado este año te das cuenta que tienen una duración máxima de entre tres a tres minutos y medio. Exceptuando remixes y colaboraciones que tienen a durar un poco más.

Esto es una clara respuesta a los oyentes, que ya no escuchan las canciones como antes donde se podía hasta duplicar esa duración. ¿Por qué paso esto?

Por un lado, la gente cada vez tiene menor capacidad de concentración en comparación, si tienes duda pregúntale a alguien que sea profesor de una escuela y te dirá lo mismo.

Por otro lado, están los intereses económicos, con la llevada de los medios digitales los sellos se han abocado a hacer canciones de corta duración para hacer correr las listas de reproducción y así recuperar su inversión de forma más rápida. En resumen más reproducciones más ganancias.

Además, estamos en la época del boom de las tecnologías donde todo es medible y eso incluye la música. Una de las métricas más importante es el porcentaje de visualización y es como los algoritmos ven si una canción le gusta a la gente o pasa a la siguiente, por ende presta atención a las estructuras.

Estructura moderna de las canciones

La gente en estos tiempos tiende a decidir más rápido para si una canción le gusta o no.

Bajo esta idea surge esta nueva estructura cuyo fin es darle al oyente ese gancho que los atrapa de una sola vez. Funciona de la misma forma que la otra, solo que adiós a la introducción y el verso inicial y entramos de una con el estribillo.

Puede que esta no sea siempre la mejor estructura para tu canción, prueba siempre ve lo que funciona con tu audiencia.

Algo que veo mucho es que los artista se dejan llevar por la estructura que tiene el beat que consiguieron por internet, pero esto no es obligatorio, si adquieres las pistas por separados puedes ajustar la estructura a tu conveniencia.

¿Qué es la dinámica en la música?

Otro elemento subestimado es la dinámica de la canción, ya sea por desconocimiento o porque no le dan la importancia que se merece.

La dinámica en la música son las diferencias entre el nivel más alto y más bajo de intensidad sonora de una canción, con sus respectivas subidas bajadas.

Si te parece complejo de entender imagina una montaña rusa las subidas serían el pre estribillo, la parte más alta es estribillo y las partes bajas son el puente, la introducción, el outro, etc.

Fotografía cortesía de Matt Bowden

Ahora, imagina que esa «montaña rusa» es igual de inicio a fin, no tiene subidas ni bajadas ¿Sería aburrido? Obvio, he ahí la importancia de la dinámica en la música: el poder de cautivar al oyente.

¿Te cuento un secreto? Si leíste el post que hice sobre los LUFS sabrás que si la gente percibe que tu canción suena más fuerte hace que a la gente le guste más y una de las formas de conseguirlo es por comparación: si colocas un sonido que suena «despacio» antes de un sonido que suena «fuerte», el segundo se va a percibir aún más fuerte.

La clave del elemento sorpresa

¿Cambias la canción cuando ya esta por terminar?

Si tu respuesta es «sí», lo más probable es que ya conozcas el final y no te llame la atención.

Piensa en una película ¿Cuántas son capaces de mantenerte atento de principio a fin? Las que lo logran son las que son aquellas que añaden elementos a la trama a lo largo del film, ya sean personajes, giros en la trama, misterios, etc.

En términos de música el elemento sorpresa es fundamental para cautivar al oyente a lo largo de toda la canción.

Una regla no escrita entre productores es agregar o quitar un elemento nuevo a la canción cada cuatro u ocho compases. De esta forma, mantienes la atención y no se aburre después de solo escuchar unos segundos.

Esto también aplica a la producción vocal de tus canciones.

Contraste: la importancia de las capas

Un elemento que puedes agregar como cantante son distintas capas vocales puedes mantener tres líneas de voces en los versos mientras que el coro tienes cinco o más para marcar la diferencia entre secciones.

Si sabes armonizar es buena idea que lo ocupes, sino sería bueno que lo aprendas. No obstante, no abuses de esta técnica, ocúpala en su justa medida y no entregues todo de una sola vez.

Entiende las capas de voces como lo que son: «otro instrumento más». Las puedes añadir y quitar para generar momentos con distintas intensidades y así jugar con la dinámica.

Hay varias canciones que puedes usar como referencia, aquí te dejo una:

Por otro parte, habla con quien vaya a mezclar tu canción, la diferencia entre los profesionales y los amateurs principalmente recae en el uso de las automatizaciones, un buen ingeniero sabe ocuparlas para realzar ciertos momentos de una canción, así como un buen productor coloca los instrumentos necesarios para cada momento.

Elige con sabiamente con quien trabajas tus canciones.

Nos encanta tener la razón

Volvamos a ejemplo de la película, te has fijado que antes de las escenas de acción hay un silencio casi absoluto. Eso es para generar tensión ¿Y qué pasa después de con esa tensión? Se resuelve.

Eso pasa siempre y nos encanta saber que va a pasar eso, es como ganar una discusión, nos da el placer de tener la razón.

Si llevamos esto a planos musicales, la idea es poder darle elementos al oyentes que le anticipen lo que va a venir.

Un buen ejemplo es «despacito» que utiliza «el silencio de película» previo al estribillo.

La función del puente

Después de repetir el estribillo y verso dos veces, puede parecer que no tienes mucho con que jugar, es ahí donde entra el puente a romper la monotonía que llevabas a ese momento.

Varías formas de hacer un buen puente, lo importante es que prepares ese impacto que será después el coro final.

Aquí te dejo unas ideas que puedes hacer el puente:

  • Reduce la canción, deja solo lo estrictamente necesario para acompañar tu voz antes de que explote el coro.
  • Utiliza una melodía distinta, puedes mantener una melodía para a lo largo de la canción y usar una que contraste para el puente.
  • Prueba otras técnicas de canto, ya sea cambiando el registro, rapeando, haciendo vocal fry, etc.
  • Deja tu voz a capela, sin instrumentos.

El último empujón: el coro final

A llegado el momento, ese punto que define si sigues escuchando o te saltas al siguiente tema.

El último coro es aquel donde dejas todo lo que tenías para mostrarle al oyente, por lo cual es importante que tengas elementos por mostrar en este punto.

Conclusiones: Estructura y dinámica en la música

Fotografía cortesía de Soundtrap

Cada día escucho nuevas canciones de artistas que no terminan de potenciar del todo su música. Lo comprendo, no es fácil entender todo esto por tu cuenta.

Solo ten presente que las respuestas están en todos lados, detente un momento a analizar las canciones que te gustan y intenta descifrar los distintos elementos que la componen.

Con suerte estos consejos te ayudaran avanzar en tu camino como artista o productor. Por mi parte gracias por llegar hasta aquí y te deseo que te vaya excelente en este viaje por la industria musical.

Artículos relacionados

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *